María Estuardo (Razón de Estado)

De Friedrich Schiller
Versión y dirección: Pedro Álvarez-Ossorio.
FESTIVAL NACIONAL DE TEATRO GARNACHA DE LA RIOJA 2009 PREMIOS MEJOR MONTAJE TEATRAL, MEJOR INTERPRETACIÓN FEMENINA (CRISTINA YÁÑEZ), MEJOR DIRECCIÓN ESCÉNICA

En un espacio hipervigilado por cámaras, la reina Isabel Tudor (quinta y última monarca de sus dinastía) debe tomar una decisión sobre el futuro de María Estuardo. Ha sido condenada a  muerte y en su mano está el cumplimiento de la sentencia. En la versión de Pedro Álvarez-Ossorio, director además de la obra y responsable de su puesta en escena en una coproducción de Tranvía teatro y la Fundición de Sevilla, “este espectáculo nace de la iniciativa de ambas compañías que se distinguen por montar textos contextualizados en lo contemporáneo, de desarrollar un texto escrito en el siglo XVIII y cuya trama histórica aconteció en el XVI.  No obstante nos hemos permitido versionarlo y situarlo en la actualidad porque su historia se sitúa en un encadenamiento de conflictos políticos y sus personajes se mueven por intereses del poder por encima de sus conflictos humanos y esto, pase el tiempo que pase, sigue teniendo vigencia.(…)

El poder determina, altera y dirige los comportamientos humanos más que el tiempo en el que se desarrollan; la bondad o maldad maniquea de fábulas y cuentos infantiles son principios fuera de la realidad en una sociedad política y en la que las decisiones conllevan consecuencias graves para aquellos a los qua van dirigidas.(…) De todo esto trata María Estuardo. Y de más temas para el debate: la pena de muerte, la responsabilidad en la toma de decisiones, los juegos de intereses por encima de lo colectivo, las demagogias y luchas del poder… Y en una gran trama como sólo saben hacerlo los grandes clásicos. Un drama con grandes dosis de suspense, muchos enredos y algunas pinceladas de humor”.

Contacto: 976 469 494

Written by

Vivamus vel sem at sapien interdum pretium. Sed porttitor, odio in blandit ornare, arcu risus pulvinar ante, a gravida augue justo sagittis ante. Sed mattis consectetur metus quis rutrum. Phasellus ultrices nisi a orci dignissim nec rutrum turpis semper.